En la segunda emisión de "Showmatch" la maquinaria del Bailando se puso en marcha. Marcelo Tinelli presentó al jurado, arrancando por Angel De Brito, siguió Pampita, la gran Moria Casán fue la anteúltima en aparecer y cerró el cuarteto arbitral Marcelo Polino.

A las 23.07, luego de una previa con Federico Hoppe, Marcelo presentó a la primera pareja de este año, Federico Bal y Laurita Fernández ingresaron a la pista.

Tinelli comenzó las preguntas y arrancó con Fede Bal que explicó "No estamos de novios, ella no es más mi novia, es una sensación mía. Claramente pasó una situación, hay un montón de cosas que no hice bien. Estoy arrepentido, angustiado, es una realidad, muchos pensaron que esto estaba armado. Mi idea era venir de la mano de mi novia, no pasó, somos seres humanos que tenemos roces, choques".

Federico siguió a corazón abierto y continuó: "Hace una semana hablamos de cosas, de una situación que yo había negado, finalmente la reconocí. Cuando yo volví acá el miedo de romper, hizo que ocultara una situación que viví durante el verano, no se lo dije, no está bueno ocultar".

Luego Marcelo le preguntó qué sentía a Laurita, al verla con ganas de hablar del tema: "Todo lo que tuvimos que hablar lo hicimos, si alguien le dice te amo a otra persona es fuerte. Si está en una relación y tenés una relación paralela, claramente no está bien. Tuvimos una charla muy respetuosa, sino queda todo en la nebulosa y eso no está bueno, es que estás en una relación", dijo Laurita.

La bailarina continúo con un tono melancólico narrando su sentir: "No es que se me fue el amor, el deseo, estoy mal. Estaba todo muy claro, por eso se tomó la decisión que se tomó, a mi me dolió, por como nosotros habíamos arrancado, con ilusión y amor. Me pongo así porque se da vuelta todo".

Mientras Federico hablaba, Marcelo Polino, uno de los jurados más picantes, hacía señas de cuernos a cámaras, tratando de sacar tensión y dramatismo al momento que se vivió en el estudio de la calle Fraga.

Frente a los dichos de Laurita, Federico se hizo cargo: "Yo estoy acá y asumo lo que pasó, hoy la veo muy cerrada en que no volvemos, el amor que tenemos, las cosas se me fueron de las manos, en mi cabeza yo sentía otras cosas, lo hice mal y ahora tengo que remontar la situación. Quiero demostrar que podemos arreglar las cosas. Yo trato de comentarle que no es una relación en paralelo, yo hice las cosas mal, estoy arrepentido. Verse con otra persona y no blanquearlo está mal".

Luego de bailar empezaron las preguntas de Ángel de Brito, y Laura aclaró su lugar en el conflicto: "Mi enojo es con él, pese a la bronca que te da en el momento y las ganas de revolear todo, y echar todo por la borda, pero como pareja no estamos".

Luego Bal tuvo un cruce con De Brito, pero el tema no llegó a mayores, luego tanto Federico como Laurita contaron la versión de su historia.

La sensación que quedó fue la de una pareja terminada, más allá del amor que se puedan tener.