Lo Ultimo | Antonio Banderas | Actor | departamento

¡Lujoso! Mira cuánto cuesta el departamento que vende Antonio Banderas

Antonio Banderas puso a la venta su lujoso departamento situado en Nueva York, con vista al Central Park y un amoblado espectacular

Antonio Banderas intentará, nuevamente, vender su lujoso departamento ubicado en el edificio Prasada, en una exclusiva zona de Manhattan, en la ciudad de Nueva York. El actor fijó un precio de venta para el increíble inmueble, con vista al Central Park, nada más y nada menos que en 7,4 millones de dólares. ¿Logrará venderlo esta vez?

Ya esta es la segunda oportunidad en la que Antonio Banderas intenta vender su lujoso departamento. Este intento lo hará en medio de la cuarentena por coronavirus. Esta propiedad la adquirió en el año 2005 y, para ese entonces, pagó la suma de cuatro millones de dólares. En el año 2018 quiso, por primera vez, venderlo por un monto de 7,9 millones de dólares y no tuvo éxito.

antoniobanderasdepar1.jpg

Esta vez Antonio Banderas bajó en un siete por ciento el precio para lograr concretar una transacción de compra-venta. Sin embargo, el inmueble no tiene desperdicio debido a la gran cantidad de lujos que posee.

El departamento del actor español cuenta con cuatro dormitorios, tres de ellos convertidos en suite, todas con ventanales que dan al Central Park. La sala de estar es un lugar acogedor, en esta área hay una chimenea con ventanales que dan a las copas de los árboles. El área desemboca en un comedor que también posee un gran ventanal.

antoniobamnderasdepar2.jpg

Además, el inmueble está amoblado con electrodomésticos de acero inoxidable. Como si esto no fuera suficiente, los techos tienen una altura de más de tres metros y los espacios son súper amplios. Todo un espacio de confort, relax y lujos de los que el actor quiere prescindir desde hace dos años, cuando inició la venta del departamento.

El departamento fue adquirido durante el matrimonio de Antonio Banderas con la actriz Melanie Griffith. La pareja duró 20 años juntos y en 2016, tras el divorcio, el español logró quedarse con esta propiedad.