Lo Ultimo | Ángel de Brito | Brito | conductor

Ángel de Brito sorprendió al panel de LAM: "Acá boluda"

Ángel de Brito no tenía mucha paciencia. El conductor de Los Ángeles de la Mañana les dijo "boludas" un par de veces a sus "angelitas" ¿Por qué lo hizo?

Una nota de Maite Peñoñori con una mujer en la calle desató la espontánea reflexión de Ángel de Brito, a horas de haber alcanzado sus 44 años: “ Este año no lo voy a computar, les voy avisando. Lo descuento”. Entonces, Yanina Latorre le preguntó si seguía con 43 años, por lo que el conductor de Los Ángeles de la Mañana afirmó: “Hasta que no pueda festejar, no festejo los 44”.

Pero, pese a las fuertes palabras de Ángel de Brito hacia sus compañeras, no hubo mala onda. Continuaron conversando sobre las edades y los festejos en medio de la pandemia que ya se ha consumido el año 2020.

brito.jpg

Ahí se dio un divertido debate entre las panelistas sobre sus edades, por lo que Ángel de Brito chicaneó a Mariana Brey: “Vos no contás tus años hace mucho”. Desde la calle, Maite acotó: “Hay que armar un gran festejo. Cuando termine la cuarentena festejamos todos juntos”.

Entonces, Andrea Taboada le preguntó a Ángel de Brito: “¿El año pasado en dónde estabas? ¿En qué estabas? ¿Cómo festejamos?”, como si no recordara qué pasó en el cumpleaños del conductor en 2019.

De inmediato, De Brito replicó sin filtros: “Acá, boluda ¿dónde iba a estar? Estábamos festejando acá. Estaba Graciela Alfano, Lourdes Sánchez. Después fuimos a comer. ¿Se acuerdan?”. Entre risas y como si no lo hubiesen escuchado, las angelitas siguieron debatiendo sobre edades, fechas, años y pandemia.

Embed

Mientras Ángel le enviaba saludos a las exangelitas, Karina Iavícoli le recordaba en voz a Yanina Latorre que todos habían comido juntos en el restaurante Helena.

Eso generó otro pícaro exabrupto de Ángel de Brito, al parecer el conductor sentía como si las angelitas no le estaban prestando atención por lo que de la nada soltó: “Acá estas dos boludas siguen charlando solas como si nada. Yo estoy hablando y ustedes se ponen a charlar”.

No pasó, nada, todos rieron, comentaron y siguieron el ciclo como si nada.