Corte y Confección, es el nuevo reality de El Trece, que como todo programa en donde hay participantes que tienen desafíos a cumplir hay conflictos, pero también hay historias de vida.

En el programa hay una gran variedad de participantes, desde personas de más de 50 años, que toda su vida trabajaron en un taller de costura y menores de 25, que sueñan con ser grandes diseñadores y vestir a estrellas.

Ayer una de las participantes contó su dura historia de vida, y conmovió a todos, incluso a Andrea Politti.

Waldetrudis Almada, es paraguaya,vive en Laferrere desde hace 37 años y tiene una discapacidad en una de sus manos que a veces le dificulta realizar los trabajos de costura con destreza, pero a fuerza de empeño los logra hacer como una participante más.

Politti se conmovió viéndola trabajar y le dijo:

''A mí me emociona profundamente tu trabajo. Quiero que lo sepas. Lo que estás haciendo en este programa es increíble. Porque vas con todo y sos una fuente de inspiración''.

Walde relató el sufrimiento que padeció cuando a los 18 añostuvo una mala praxis en su mano, que la dejó con una discapacidad:

''Es muy difícil todo lo que pasé. Tengo mucha gente que me apoya''.

''A los 18 años me pasó lo de la mano. Sufrí mucho y me pasó de todo. Estuve tres días fuera de este mundo, en coma. Vi algo redondo lleno de ángeles, digamos ‘gente blanca’. Nunca se me borró esa parte''.

Embed

Aparecen en esta nota: