Lo Ultimo | Analía Maiorana | diego santilli | coronavirus

Analía Maiorana, la pareja de Santilli, tiene coronavirus

La esposa del vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, confirmó que tiene coronavirus. "Empecé con un resfrío", comentó Analía Maiorana

El coronavirus (o covid-19) ya no tiene piedad y a un año de la confirmación del primer caso en el país, podemos afirmar que el virus ha calado en lo más profundo de la sociedad y ha tocado muchas puertas cercanas. En esta ocasión fue Analía Maiorana, la esposa de Diego Santilli(vicejefe de gobierno porteño) quien confirmó que está cursando un cuadro de coronavirus con mucho decaímiento y fiebre.

image.png

La alarma se encendió ya que su pareja es una persona de alta exposición social y política y como prevención debió ser aislado hasta tanto se confirme que él no padece de coronavirus. Al respecto, Analía Maiorana dio detalles acerca de cómo se siente y cómo se dio cuenta de que este malestar se relacionaba con un cuadro de coronavirus. "Empecé con un resfrío, decaimiento y un cansancio corporal muy grande", comentó la ex modelo en las últimas horas.

Además, Analía Maiorana confirmó que tuvo varios síntomas asociados al coronavirus: dolor de cabeza y perdída del gusto y del olfato. Por el momento, la ex modelo se muestra expectante y con mucha cautela se mantiene en reserva estos días para ver "cómo evoluciona el cuadro", dijo. "En estos momentos estoy muy cansada, con líneas de temperatura" dijo la ex modelo, quien además agregó que debe hacer reposo absoluto, tal como indica el personal médico a las personas contagiadas por coronavirus.

image.png

Por el momento, la pareja de Diego Santilli permanecerá en su casa, sin necesidad de ser trasladada a una institución médica, ya que dicha acción está reservada para cuadros severos que cursan la enfermedad; e incluso para quienes requieren de asistencia médica constante y medios alternativos de respiración artificial, como el famoso "bigotito" que debió utilizar Eduardo Feinmann durante su internación hace algunos pocos meses; o si el cuadro es más grave, se requiere a una intubación, como las que debieron atravesar Carmen Barbieri y Karina Gao, inducidas al coma farmacológico.