El día D llegó a la vida de Claudia Villafañe en la causa judicial que le inició Diego Maradona, por el reclamo de sus bienes, entre otras cosas las camisetas de fútbol del ex jugador

A la mañana temprano llegó Matías Morla, el abogado de Diego Maradona, a la histórica casa del astro en Habanna y Segurola, Villa Devoto, donde dijo que en minutos llegarían la orden de allanamiento junto a la policía para ingresar al lugar.

Diego reclama a Claudia varios bienes que dice le pertenecen, entre ellos las camisetas del ex jugador.

"En todos los operativos, Claudia fue rebelde", dijo Morla a los periodistas en el lugar. "Si vos no abris la puerta, la justicia tiene que allanar. Diego está muy mal, esto no le gusta".

Y señaló que no podía hablar de la causa por orden judicial, pero sí de la causa de Estados Unidos: "Es una historia fuera de lugar. Exponer a las hijas con 12 y 13 años como tesorera y vicepresidente de una empresa en Miami, y que Maradona no está, es increíble. Ahora se está juntando todo. Diego pidió que desalojen el departamento del a calle Nazar. Diego no va a venir", sostuvo el abogado.

Y agregó: "Cuando Villafañe dijo que las casusas estaban cerradas, estaba mintiendo. El juicio por defraudación comienza en diciembre", sostuvo.

A pesar de que el cerrajero estaba esperando en la puerta de la casa por si nadie abría la puerta, minutos después llegó Fernando Burlando, quien personalmente abrió la puerta del edificio para el ingreso de la justicia.

Al salir, Morla dijo que no podía hablar de la causa, pero se atinó a decir: "Parece un capítulo de Los Simpsons".

Aunque los protagonistas no hablaron porque tienen un bozal de la justicia, trascendió que el enojo de Morla se debe a que cuando ingresaron a la casa, no había nada. El departamento no sólo no tenía las camisetas, sino que ni siquiera estaba amoblado.

Aparecen en esta nota: