En medio de la obra, una jaula casi cae en la cabeza de Santiago, pero Fede lo vio y logró frenarla. Hoy contó lo que pasó en diálogo con Involucrados: "Venimos de un teatro más grande en Mar del Plata. Hay muchas cosas y muchas que bajan, en un momento que baja una jaula quedó casi en la cabeza de papá, entonces desde un lugar de juego la pude sostener, son casi 600 kilos, hoy me duele todo", dijo el joven.

"Detrás pasa de todo, salió todo excelente, el percance lo terminamos pasando a humor y le dijimos 'no te mata nada Santiago', papá se quedó en blanco, porque en un momento hubo que romper la cuarta pared, traté de bancarlo como pude, me ayudaron desde adentro y lo pudimos subir. Se escucha peor de lo que fue por suerte", cerró Federico.

Aparecen en esta nota: