Digno, el marido de la madre de Rocío Oliva, es la palabra que faltaba. Hoy habló con LAM y dio su postura en cuanto al escándalo que rodea a la joven con Diego Maradona.

"Tienen que hablar con la madre, no puedo opinar mucho, es un tema delicado, mi mujer es la que tiene que hablar", comenzó diciendo.

Después, Digno habló de las amenazas de Maradona de sacarles la casa y el puesto de diarios, donde trabaja el hombre.

"Con el puesto de diarios vamos a discutir porque yo puse todo el capital, tengo todos los papeles. El tema de la casa no sé a nombre de quién está, eso lo tienen que hablar con Rocío o mi señora", dijo.

"Maradona cree que todo lo que tenemos es gracias a él, porque es el que tiene toda la plata, es obvio que va a creer eso. ¿Quién no va a pensar eso? Rocío ya es una mujer, ella es la que decida, la madre la va a acompañar. Las idas y vueltas tienen mucho que ver, es momento de que te decidas", señaló.

Digno también habló del episodio de la empanada, cuando en pleno mundial se descompuso Maradona y se lo acusó al padrastro de Rocío de estar comiendo una empanada mientras Diego se sentía mal: "Era un empanada de pollo, yo sabía que no era nada no estaba mal. Me sorprendió todo lo que pasó porque yo fui porque él me invitó, aproveché el momento porque yo de manera personal no puedo ir a un Mundial. Si el día de mañana me invita aunque no tenga nada que ver con Rocío, iría nuevamente", dijo.

"Al principio me sorprendió todo, es una situación única, estoy recontra agradecido a Diego, es una excelente persona. Con Diego la pasas bien. Siempre a Diego lo amé, lo amo y lo amaré hasta el resto de mi vida", finalizó.

Aparecen en esta nota: