En la noche de ayer Vicky Xipolitakis llamó al 911 para pedir presencia policial en su domicilio de la calle Marcelo T. de Alvear al 1100, en el barrio de Recoleta.

Al parecer la ex vedette y su marido tuvieron una fuerte discusión, y al sentirse amenazada Vicky llamó al 911.

Pasada la medianoche la policía arribó al domicilio de Xipolitakis y su marido Javier Naselli por un supuesto incidente de violencia de género, pero al llegar la policía se encontró con que la ex vedette solo pedía que por favor saquen a su marido del domicilio.

Javier Naselli aceptó irse solo, y Vicky no realizó ningún tipo de denuncia penal porque alegó que recién fue madre y dijo que no hubo agresión física.

Embed

Aparecen en esta nota: